12
nov
| Publicado en: Mercantil

En la junta general de una SA se reelige al administrador, el cual ya estaba caducado desde casi dos años antes, añadiendo además acuerdan convalidar y aprobar todos los actos que hayan efectuado desde la fecha de caducidad de su cargo hasta este momento.

El registrador deniega la inscripción ya que a su juicio “sólo se puede entender producido el nombramiento a partir de la fecha de la junta, sin que en modo alguno pueda atribuirse a los nombramientos efectuados eficacia retroactiva”. El nombramiento surte efectos a partir de la aceptación y no cabe aceptar un cargo antes de que haya sido deferido. (Art. 214.3, 221.2, 222 LSC. 6 y 58 RRM).

Para el notario recurrente, la vigencia y duración del órgano de administración se cuenta desde el nombramiento y no desde la aceptación. La DG confirma la nota y recuerda que no es posible nombrar a un administrador con fecha anterior a la fecha de la junta que lo nombra:

  • Los administradores de una SA ejercen su cargo durante el plazo que establecen los estatutos sociales, que no podrá exceder de seis años.
  • La duración se computa desde el nombramiento y no desde la aceptación.
  • El nombramiento, reelección o ratificación del administrador debe ser expreso
  • La reelección, implica un previo cese y no supone prorrogar sino nombrar de nuevo.
  • El nombramiento no puede tener un plazo de duración del cargo inferior al establecido en los estatutos sociales.
  • Todo ello es independiente de la eficacia que, en el ámbito no amparado por la publicidad registral, pueda derivarse del acuerdo también adoptado por la misma junta general de convalidación y aprobación de todos los actos que haya efectuado la administradora desde la fecha de caducidad de su cargo hasta ese momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *