15
oct
| Publicado en: Fiscal General

La Audiencia Nacional ha considerado que la Inspección de los Tributos no ha logrado demostrar la simulación.

Una entidad vende un inmueble con una plusvalía que declara en el IS, reinvierte dicha plusvalía adquiriendo más acciones de una entidad en la que ya participaba a través de una ampliación de capital, la cual, acto seguido compra un inmueble.

El recurrente se aplica el beneficio fiscal por reinversión de beneficios extraordinarios que la Inspección rechaza al considerar que toda la operación se ha simulado única y exclusivamente para aplicarse el beneficio fiscal.

La AN entiende que, los indicios presentados por la Inspección (vinculación entre entidades, ausencia de actividad económica, etc) no son suficientes, ya que en el supuesto planteado se puede llegar a la conclusión de que la operación obedece a una simulación, o bien, a la conclusión de que no hay simulación, por ello, recuerda que la prueba de indicios requiere una mayor nivel de exigencia a la Administración y que tras un razonamiento deducción, se llegue  a una conclusión inequívoca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *