24
jun
| Publicado en: Fiscal General

Un obligado tributario no incluyó en el Modelo 720 cinco cuentas corrientes de las que era titular situadas en el extranjero. La Administración impuso una sanción por cada una de las cuentas no declaradas.

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura entiende que se debe imponer solamente una sanción ya que imponer más sería incompatible con el principio de proporcionalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *