26
abr
| Publicado en: Fiscal General

Si en el momento en que se devenga el impuesto, el causante tenía un derecho de crédito con la entidad en posterior concurso voluntario de acreedores, formalizado a través de varios pagarés, la adquisición hereditaria de tal derecho de crédito por parte de los herederos está sujeto al ISD.

En estos caso, su valor a efectos del impuesto es el “real”, esto es, el importe efectivo, actual y existente en el momento del devengo, pero no el hipotético, eventual o futuro. En el momento en el que fallece el causante, el enriquecimiento existía, aunque dicho crédito haya presentado en el futuro cierta dificultad en su cobro, por lo que se tributó correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *