09
feb
9 febrero, 2020 | Publicado en: Fiscal General

La liquidación de IRPF girada debe anularse, porque se asigna por la Administración estatal un “coste de adquisición” diferente al “coste de adquisición” que se validó por la Administración autonómica. Por tanto, el valor de adquisición en la liquidación impugnada debe ser el que se utilizó por la Administración autonómica en la liquidación del ISD, ya que un mismo bien no puede tener valores distintos para las Administraciones Públicas, que es lo que ha sucedido en este proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *