18
dic
| Publicado en: Fiscal General

Los dividendos abonados a los fondos de pensiones no residentes reciben un trato menos favorable que los dividendos abonados a los fondos de pensiones residentes, ya que los primeros están sujetos a un gravamen definitivo del 15%, mientras que los segundos están total o parcialmente exentos del impuesto.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea concluye que de la interpretación de los artículos 63, 64 y 65 del TFUE esta diferencia no puede considerase una restricción a la libre circulación de capitales, prohibida por el articulo 63 TFUE.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *