02
dic
2 diciembre, 2019 | Publicado en: Fiscal General

El TEAR comete el error de resolver incurriendo en la incongruencia de fundamentar su fallo, obviando los actos recurridos y los motivos alegados por la reclamante, utilizando una plantilla sobre otros temas no planteados, si bien estima la reclamación y anula las liquidaciones, pero por causas ajenas al debate.

Esta situación genera en el particular el convencimiento de haber ganado el litigio, por lo que insta la devolución de ingresos indebidos, que le fue denegada por considerar que las liquidaciones por recargo de extemporaneidad no habían sido anuladas por el TEAR.

El Tribunal entiende que la Administración actúa de manera contraria a derecho, vulnerando la buena fe y haciendo patente un evidente abuso de derecho, haciendo recaer sobre el administrado la incongruencia por error del TEAR, provocando incluso que tuviera que llegar a la vía contencioso-administrativo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *