Posibilidad de calificar como simulado un contrato celebrado en un ejercicio prescrito si tiene efectos en ejercicios no prescritos

El Tribunal Supremo analiza la posibilidad que la Inspección pueda calificar como simulado un negocio jurídico celebrado en un ejercicio prescrito (durante la vigencia de la antigua Ley General Tributaria de 1963), pero cuyos efectos se proyectan en ejercicios no prescritos.

Establece el TS que, tras la reforma de la Ley General Tributaria en el año 2015, se permite comprobar ejercicios prescritos con efectos en ejercicios no prescritos. Así se indica en la reforma de la prescripción, para reconocer de manera expresa la imprescriptibilidad de la potestad administrativa para comprobar.

La potestad de comprobar ejercicios no prescritos no permite liquidar el ejercicio que está prescrito, por lo que necesariamente se exige que se produzcan efectos en el ejercicio no prescrito.