TELETRABAJO INTERNACIONAL

El contribuyente, residente en Italia, ha sido contratado por una empresa española para prestar sus servicios desde su lugar de residencia habitual (Italia) mediante el sistema de teletrabajo, viajando esporádicamente a España cuando su presencia sea requerida.

En atención a lo dispuesto en el art. 15.1 del Convenio hispano-italiano y la normativa del TRLIRNR, se podrá someter a tributación en España por el IRNR, las rentas que el contribuyente obtenga como consecuencia de aquellos servicios que requieran su desplazamiento a España y sean prestados físicamente en dicho territorio. Todo ello siempre y cuando no se den todos los requisitos del art. 15.2 del Convenio, en cuyo caso, tales rendimientos tributarían con exclusividad en el país de residencia.

Los requisitos del artículo 15.2 del Convenio, que de cumplirse darían la potestad de tributación exclusiva al país de residencia (Italia) aun cuando el empleo se ejerce en España son los siguientes:

  1. El preceptor permanece en España, en uno o varios períodos, en total no más de 183 días en España
  2. Las remuneraciones se pagan por, o en nombre, de un empleador no residente en España
  3. Las remuneraciones no se soportan por un EP o una base fija que el empleador tiene en España

En el caso analizado, las remuneraciones las paga una Compañía española.  Por tanto el salario por los días trabajados en territorio español, pueden tributar en España y lo hacen en virtud del artículo 13 de la Ley IRNR que establece que se consideran rentas obtenidas en territorio español:  “ los rendimientos del trabajo cuando deriven directa o indirectamente, de una actividad personal desarrollada en territorio español.

Por su parte, las rentas que el contribuyente obtenga como consecuencia de los servicios prestados desde Italia a una empresa española, mediante el sistema del teletrabajo tributarán en Italia, su país de residencia.