27
feb
27 febrero, 2020 | Publicado en: Fiscal General

No le corresponde a la Administración tributaria declarar la nulidad de un contrato privado, aunque lo considere simulado, por ser competencia exclusivamente jurisdiccional. Sin embargo, puede tenerlo por nulo e ineficaz a efectos tributarios respecto a todas las partes intervinientes porque la simulación da lugar a la nulidad absoluta o radical del contrato, por inexistencia de causa, tanto en los supuestos de simulación absoluta como en los de simulación relativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *