13
abr
13 abril, 2015 | Publicado en: IRPF

Las cantidades satisfechas por un contribuyente por el arrendamiento de vivienda habitual donde figura como titular su marido, casados en régimen de gananciales, no darán derecho a la deducción por alquiler de vivienda habitual al no ser titular del mismo.

Según el TS, el contrato de arrendamiento no forma parte de la sociedad de gananciales a la hora de generar derechos personales, ya que la naturaleza de este contrato celebrado entre dos partes generan derechos y obligaciones personales que solo afectan a las mismas y sus herederos.

Comments are closed.