13
abr
13 abril, 2015 | Publicado en: Mercantil

La DGRN introduce un matiz en relación a su asentado criterio respecto a la validez de los informes de auditores emitidos para la auditoría de cuentas anuales con la opinión “favorable con salvedades”, en los que entiende que, a pesar de las posibles salvedades incluidas en el informe de auditores, se refleja la imagen fiel de patrimonio.

Tal matiz consiste en precisar que, en aquellos casos, en el que el informe de auditor exigido se efectúa en el marco de una operación de aumento de capital social con cargo a reservas y prima de asunción, no debe incluirse salvedad alguna el informe o, en su caso, incluir una mención del auditor de cuentas indicando que las salvedades incluidas en el informe no afectan a la capitalización de reservas y prima proyectadas.

Debe garantizarse plenamente que no existen ajustes en el balance que puedan desvirtuar la existencia de reservas disponibles en la cuantía que se aplican.

Comments are closed.