Deducción aplicable por la instalación de placas solares en propiedad al contribuyente

Deducción aplicable por la  instalación de placas solares en un edificio contiguo a la vivienda habitual, propiedad ambos inmuebles al contribuyente.

La persona consultante es propietaria de dos inmuebles contiguos, cada uno con referencias catastrales distintas. Uno de ellos corresponde a una vivienda unifamiliar. Expresa su intención de llevar a cabo una obra para instalar paneles fotovoltaicos con el fin de mejorar la eficiencia energética de la vivienda principal. Sin embargo, el tejado de dicha vivienda no se encuentra en condiciones óptimas para esta instalación. Por consiguiente, contempla la posibilidad de ubicar los paneles solares en el tejado del otro inmueble, de manera que la energía generada sea canalizada directamente hacia la vivienda colindante, lo que supondría una reducción del consumo de energía primaria no renovable superior al 30 por ciento.

Se consulta sobre la viabilidad de aplicar la deducción por obras destinadas a mejorar la eficiencia energética en viviendas, establecida en la disposición adicional 50ª de la LIRPF.

La Dirección General de Tributos (DGT) indica lo siguiente: Conforme al apartado 3 de la disposición adicional 50ª de la LIRPF, para acceder a esta deducción se requiere, entre otros criterios, que las obras realizadas conlleven una disminución en el consumo de energía primaria no renovable de al menos un 30 por ciento en la vivienda de la consultante, o bien, una mejora en su calificación energética que permita alcanzar una clase «A» o «B» dentro de la escala de calificación.

En este contexto, la instalación de los paneles fotovoltaicos en el tejado del inmueble contiguo a la vivienda no impide que la consultante pueda hacer uso de esta deducción, dado que, según su descripción, la energía generada será direccionada hacia su vivienda, lo que posibilitará reducir el consumo de energía primaria no renovable de acuerdo con los términos establecidos en el mencionado apartado 3. Por ende, siempre y cuando se cumplan los demás requisitos exigidos, la consultante podrá hacer uso del beneficio fiscal mencionado.