25
Ago
25 Agosto, 2016 | Publicado en: Mercantil

Se plantea en una reciente resolución de la DGRN un supuesto en el que el registrador deniega la inscripción de un aumento de capital por compensación de créditos porque la necesaria certificación del auditor indica que la información contenida respecto a los créditos a compensar en el informe de administradores resulta adecuada, en lugar de indicar que los datos resultan exactos, tal y como exige la LSC.

El auditor se niega a cambiar su informe sobre la base de una resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas en la que se impone al auditor la obligación de incluir un párrafo en el que se exprese si el informe de administradores ofrece información adecuada.

Por todo ello la DRGN, y en la medida en que la segunda acepción de “exacto” según la RAE es “perfectamente adecuado”, estima el recurso y revoca la calificación registral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *